23/Feb/2015

TORNEO   ESTATAL   2015
(20-22/Feb, Valladolid)

 ¡TENEMOS  UN  SUBCAMPEÓN   EN  CASA!

Juan Carlos, Alberto y Raimon

                  Precioso torneo el celebrado este fin de semana en Valladolid, donde se han concentrado jugadores de toda la geografía nacional, y de todas las categorías. Desde los benjamines hasta los veteranos +50, incluyendo a los de Open pie y silla. Una vivencia muy enriquecedora para todos los jugadores y acompañantes, que hemos podido sentir cada sesión, palpando a jugadores nacionales, que siempre nos enseñan la multitud de estilos, juegos, saques, maneras de usar los golpes, el cómo compaginar la pala con el juego de cada uno….. en fin, muchos detalles, que te hacen ir aprendiendo y tomando experiencias de hasta donde llegan las posibilidades….. para luego, encontrar en donde podemos incidir con nosotros mismos, para trabajar y conseguir mejorar nuestra formación como jugadores.
       Desde luego, el torneo ha dado un buen nivel en todas las categorías, que marcó la dificultad de nuestros jugadores para hacerse notar en los puestos de cabeza. Solo nuestro pequeño gran jugador, (bautizado desde hoy como “Don Alberto”), en la categoría benjamín, que quedó primero de su grupo, y que con la mano de Raimon, hizo las delicias de su familia y la expedición ilicitana, al ir sorteando uno tras otro a los jugadores con los que se enfrentó en el cuadro eliminatorio, y plantarse en la final, que perdió de forma honrosa, jugando valiente y entregado, ante el jugador catalán Pau Lloret. Un subcampeonato que sabe a oro.

Alberto con Pau Lloret, Miguel Angel Pantoja y Diego Lillo
    El infantil Juan Carlos Pomares, quedó cuarto en el grupo, con dos victorias y dos derrotas, y se quedó a las puertas de pasar el corte. Hizo un magnifico torneo, dando el nivel exigido por el grupo, que era alto, y luchando por poder clasificarse….. estuvo siempre pendiente de un hilo, y al final no pudo amarrar.
    En Open Pie, Pablo Romero, también quedó apeado en el grupo, al ser cuarto. Y también vendió cara su salida del cuadro. Mantuvo la lucha en sus partidas, ganando una de ellas, y perdiendo otra por la mínima.  
Pablo 
   El benjamín Sergi Gómez, obtuvo un segundo puesto en el grupo, cediendo un solo set, jugando la previa para pasar al cuadro, pero quedó apeado. Realizó un magnifico torneo, con un nivel de juego muy bueno, marcando una progresión envidiable.
   Los veteranos Nisio y Jesús, no pasaron del grupo. Jesús ganó una partida en su grupo, y se resintió en su juego al no poder calentar absolutamente nada antes de iniciar la fase de grupo, debido a que había muchos mas jugadores que mesas disponibles, lo que hacía imposible un calentamiento si no era cuando te tocaba jugar. Nisio, sin embargo, no sintió esa falta y jugó al limite de sus posibilidades. No pudo conseguir ni una sola victoria, aunque hiciera set a todos sus rivales, y con alguno tuviera hasta bola de partido. Me sentí contento con el juego desarrollado, aunque noté mi deficiencia técnica en el ataque, al no conseguir puntos a pesar de tomar la iniciativa….

           Han sido unos días muy aleccionadores. Primero porque ves perfectamente en donde estamos en el proceso de aprendizaje, al poder contemplar a tantos jugadores…., la mayoría de un nivel técnico bueno y con un bagaje pinponístico mayor que el nuestro, lo que te hace clarificarte en las prioridades que tienes que trabajar contigo mismo.  También aprendes las posibilidades que se llegan con distintos golpes, que a veces nos creemos que lo tenemos conseguido. Por ejemplo en los saques. Hay una variedad tan amplia, y los jugadores son tan creativos con ellos, que empiezas a plantearte las limitaciones que uno usa con ellos, sin atrevernos a inventar y a trabajar nuevas formas de sorprender. La solidez de cada jugador se suele basar en un estilo muy definido, con terceras bolas muy ensayadas, que marcan el juego de cada uno. Bien es verdad, que en los veteranos, abunda el jugador aguileño, que está a la caza de dónde es débil el contrario, para elaborar su juego a partir de ese punto, y son menos los que tienen un estilo ofensivo nato. Allí aparecen los picos y el juego mas lento, donde se otea el campo para ver qué táctica de juego elegir para obtener mas fácilmente la victoria….. En fin sería hablar y hablar sobre cientos de jugadores, que nos dan pié y nos enseñan cuanto hay por trabajar en un camino que no acaba nunca…..¡Afortunadamente!…. Siempre podemos mejorar en nuestro juego y nuestros golpes. 



                 Merece mención aparte el hecho de la escasez de mesas para calentamiento, porque se producían unas situaciones de avalancha de jugadores que invadían el campo de juego en cuanto el arbitro anotaba el último punto que se jugaba en un partido, y en cuestión de medio segundo, surgían de la nada, saltando ágilmente las vallas, 6 u 8 jugadores/as adolescentes,  y según iban llegando a la mesa lanzaban la bola al aire y antes de caer daban el golpe hacia el otro campo, donde ya estaba el compañero para iniciar una mini-sesión de peloteo de una sola bola, porque a la par ya se habían colocado detrás, en fila, otros dos o tres jugadores, con sus respectivas parejas. La avalancha se producía al toque del último punto del marcador, y de forma sincronizada se abalanzaban en masa y era peligroso encontrarte en la trayectoria de ellos, porque eras apartado sin contemplaciones. En algún partido, y por fallo en el pistoletazo de salida, se produjo la invasión, antes de finalizar….. En fin….. resultaba gracioso, y espectacular las prisas por obtener un lugar en la mesa para pelotear un poco, pero también señala, que faltaba previsión organizativa para un mediano calentamiento, necesario antes de iniciar un partido