14/Sep/2014

EL  VETERANOS  COMUNITARIO:
UNA VISIÓN DISTINTA

         El domingo fuimos a Altea a vivir un día con los avanzados en años, que no en tenis de mesa, de nuestra comunidad, y como suele pasar en estos encuentros de maduritos, se convierten en una gozada las vivencias de trato con las personas que formamos este colectivo “carca”.  

VALENCIA TM, DAMA D'ELX, CORRIOL OLIVA
    Del CTMDE hicimos equipos para +40, +50, y +60. Y mas o menos dimos el tono que se nos pedía. En +40: Carmelo, Carlos, (CTMDE), Raimon Belenguer (ALGEMESI) y Luca Bellero (CORRIOL OLIVA). En +50: Nisio, Jesús y Pepo, y en +60: Louvain y Vic.
 +60: Louvain y Vic quedaron terceros en el grupo único. Y me dio mucha alegría ver a Vic pelearse en la mesa, si bien es verdad que tal vez algo mermado por sus lesiones y dolores de huesos. Louvain estuvo ágil y fresca en su juego.
+50:  Se llegó a la final ante el VALENCIA TM, donde se nos fue el primer puesto, por las victorias de David Gadea (3-0 ante Jesús, y 3-2 ante Nisio). Previamente habíamos eliminado al poderoso Onda de los Vidal, gracias al trabajado y merecido triunfo de Pepo ante Marcos Vidal.
+40:  Se obtuvo una merecida 5ª posición, en un disputado encuentro con el VALENCIA TM.

Jesus Medina subcampeón + 60


          En individuales +60, Jesús Medina llegó a la final con Fuster, y se le escapó un partido que parecía encarrilado con el 2-0 y el juego superior de Jesús. Pero poco a poco, Fuster fue poniéndose a tono, y comenzó a sacar lo mejor de si, y acabó imponiéndose en juego y en marcador. Nisio quedó junto con Pierre (CORRIOL OLIVA),  en tercera posición. 



Fuster, Jesus, Pierre y Nisio
en individuales + 60
                     Entre los veteranos, las partidas son mas de desgaste físico que de uso de golpes técnicos o fuerza en la bola. Tiene el aliciente y el sabor, de ver a los rivales, no diría yo como colegas, pero sí se les mira a los ojos y se desarrolla un trato de compañeros, que tal vez no exista en otros campeonatos y categorías donde el juego rápido y agresivo, hace que se centren mas los jugadores en si mismos y en la búsqueda del sacar adelante las partidas en forma compulsiva. Aquí, entre maduros….., el hecho de que a veces nos ponemos en evidencia, porque ya no llegamos…. y se nos ve el plumero de la edad en los movimientos mas lentos, incluso podemos perder el equilibrio de una forma que nunca antes lo habíamos experimentado en nosotros……..Todo esto trae como consecuencia una actitud permisiva con nosotros mismos, y una huida de darle peso o importancia al triunfo. Lo que hace que se viva la relación con el rival con trato afable y suave….. (no quita que nuestro espíritu competitivo nos hace buscar la victoria, y sentirnos aun agiles y aptos para dar guerra a algún espabilao que nos tiene en “menos”…, jeje…). Y hasta las derrotas no duelen tanto. Esto que digo se puede constatar por el hecho de que no ves un solo gesto de mal gusto en la mesa….., pero eso si…… la picardía abunda por doquier, dentro y fuera del juego.
    Tengo que confesar,  que ante el ejemplo de picardía y mal gusto, para mermar la moral del contrario, de vitorear sus fallos, -(sin que sirva de excusa)- ……., me vi, por primera vez, haciendo lo mismo. Yo entiendo que una cosa es animarse a si mismo, y otra es hacerlo aprovechando  los fallos del rival. Siempre lo vi deshonesto y de egos listillos, pero esta vez, decidí que no iba a quedarme impasible ante estas acciones, así que decidí actuar igual, y además, obtuve la ventaja deseada, y sé que en parte se debió a esa actitud de ataque a la moral del contrario. ¡ Que Dios me perdone!,  porque yo no se si me voy a perdonar.