CAMPEONATO   AUTONÓMICO
(1/Junio/2013)

 ¡  QUEEE    BONIIITO !....... DÍA



Expedición del Dama




               Ayer sábado se celebró en Xativa el Campeonato Autonómico, que abarca la competición de individuales y la de dobles, masculino y femenino. Nuestro club estuvo representado en individuales por Raimon, clasificado por ranking, y en dobles por los JC, y por Raimon que hizo pareja con Brotons (CTM Aspe). (Hubo alguna desercion)
  Los JC, tuvieron enfrente a la pareja de Ribarroja Miguel Ángel-Juanjo, y como es natural en un enfrentamiento 2ª Auto-Súper, no hubo opciones mas que de eso…… de jugar. Ya se sabía que se iba a Xativa,  a tomar experiencia, y creo que en ese sentido fue muy positiva*.


JC inicia su topspin

       Raimon jugó por la mañana sus partidas de grupo, y  tan solo cedió ante Victor Seguí. Salió triunfante en su pelea con Adrian, Fuster y Amadeo. Se sentía fresco y disfrutó la mañana a tope, con el regalo de su victoria ante el campeón de las dos ediciones anteriores. Además, tengo que decir, sin ver los detalles con sus enemigos, que jugó muy bien. A cada uno le dio lo que él sabía que le podía llevarle a la victoria, y casi hizo el completo. Su actitud fue luchadora, y no le vi irse de ninguna de sus partidas. Acabó primero de grupo, y nos fuimos a comer algo, para, metido de lleno en la digestión del almuerzo, empezar la primera eliminatoria. Su rival no era otro que Javier Rodilla, que a la postre quedó campeón del Autonómico, venciendo en la final a Carlos Rico por un 4-2.



Adrian, Amadeo, Fuster, Victor y Raimon

Fuster, siempre elegante con su juego, devuelve la bola a Raimon

         El asunto es que comenzó la eliminatoria con Javi Rodilla, y desde el primer momento la enfiló maravillosamente, atacando de forma imprevista, aguantando con bloqueos a los topspin de Javier, que se encontraba desplazado en la devoluciones de Raimon, si a ello le sumamos la variedad de saques, y la confianza que tenía Raimon, el marcador  fue justo y reflejaba un 2-0. Solo era cuestión de seguir y apretar un poco más para escaparse desde la primera bola, y así fue… el tercer set impecable: 11-3. Era casi lógico el 3-0. Cuando ambos contendientes, uno resignado y otro dichoso, se felicitaron por su juego,.... en medio de esta situación, el  árbitro puntualizó que la partida era al mejor de 7 sets, no de 5. Es decir, ambos jugadores habían dado todo en esos tres set, pues para ellos, se marcaba el final del enfrentamiento.  El siguiente y nuevo set, comenzó con un 0-6 para Javi, lo que da idea del impacto en Raimon el notición de la prolongación de la lucha, lo que fue acogido por Javier como un salvavidas donde agarrarse para poder seguir peleando y salir del pozo donde había terminado. Tras sentir la eliminación en su cuerpo, vio el cielo abierto y salió como alma que lleva el diablo, con todas sus fuerzas. Fue entrando cada vez más en juego, y sacando lo mejor de sí, mientras Raimon iba sintiendo que ya no tenía tanta precisión para atajar el ataque de Javi, que pesaba la vuelta a la pelea después de haber bebido la victoria en su cuerpo.  Así que, uno tras otro, fueron cayendo cuatro set para hundir a Raimon de donde había salido Javi…..¡ Increible e inesperada remontada ¡. No hay que quitar meritos a Javier, jugó tan bien como Raimon había hecho en los tres primeros set. Hay que dar la enhorabuena a los dos, cada uno en su parcela, había sido vencedor.

Raimon espectante ante el saque

    En el dobles Raimon-Brotons, se vio una bonita partida con Fernando-Daniel. Siempre me encanta ver jugar a Fernando, que tiene mil y un recursos guardados bajo el brazo, y es una fuente de sorpresa cada punto que juega. Le siento como el sabio de la raqueta. También ver jugar a Daniel Valero, que nunca había visto, fue una sorpresa bonita para mi…No fue un triunfo fácil, pero al final pasaron eliminatoria y se encontraron con los potentísimos Adrian-Aitor. Allí quedó marcado el último suspiro de nuestros representantes. Que con dignidad habían cedido ante los A-A.  


Daniel al saque


Raimon-Brotons con Adrian-Aitor

        No puedo olvidar a nuestro amigo Pablo Fluviá, que jugaba un campeonato paralelo en su categoría, y del que finalizó campeón. Os dejo un punto de su final, que jugó fenomenal, no dando opciones a su rival.




                Ni que decir tiene que fue un día lleno de lances y tenis de mesa de un gran nivel. Y que para todos los integrantes de la expedición fue muy gratificante y aleccionador,  ver el juego que prodigan los mejores jugadores de la comunidad, entre los que tenemos la suerte de tener a Raimon, que nos demostró estar a la altura del mejor.



*  La actitud, o dificultad que el pequeño de los JC vive cuando el marcador va siempre en contra, es seguramente el mayor enemigo que tiene. No se piense que es cuestión de edad, conozco muchos maduritos, que encuentran el mismo escollo ante la dificultad de asumir la derrota, asumir que los contrarios nos dominan y que no podemos ganar, en resumen: admitir nuestra derrota. Cuando tenemos puesto en el marcador, toda nuestra atención, se nos escapa a lo que realmente vamos a vivir. Hay tantas cosas en qué fijarse, que son más importantes…..como el hacer nuestro juego, conseguir estar centrados en cada instante, estar colocados y atentos a que no te sobre pase la bola que viene, tener un objetivo en la táctica, servir de apoyo al compañero, buscar la bola con avidez para que no le demos con el canto, o ni siquiera la demos, movernos para encontrar nuestro mejor golpe el mayor número de veces, no hacer ninguna falta de saque, llevar a la práctica lo que hemos entrenado…. Y haciendo todo esto podemos ganar o perder, pero al día de hoy, como no nos va el comer en ello, mejor buscamos la atención en todas las cosas que nos mejoran como jugadores, que dejar nuestro bienestar pendiente de si ganamos o perdemos. Todo esto, lo digo pensando en mi, si alguien se siente identificado, y encuentra utilidad en ampliar el horizonte a la hora de jugar….. pues ya somos dos los que salimos ganando siempre. Por otro lado, nuestra parte competitiva, que siempre, siempre quiere ganar, habrá que ayudarla para que no nos arrastre en su frustración. Cuanto más nos identifiquemos con ella, mayor será nuestra presión, y más nos costará reponernos de la derrota. Por eso, la entrega en el juego, la lucha y vender cara la derrota entregando todo lo que llevamos dentro, son siempre antidepresivos para los jugadores que nos identificamos solo con el ganar. Cuando estamos agotados, aceptamos mejor la perdida, no nos quedan ya energías para seguir luchando, y disfrutamos del descanso, y aprendemos que la dicha de poder respirar, beber, sentarte,…. es el premio que tienes, y parece ya que la derrota pierde algo de fuerza. En cualquier caso siempre habrá una negociación con nuestra parte perdedora, a la que tenemos que convencer de lo bueno que sacamos de la contienda, y que servimos para que el contrario disfrute su victoria. Unas veces estaremos en un lado y otras en el otro, pero no hay ser en este mundo que esté siempre en la victoria, así que necesitamos aprender a vivir con las dos partes por igual….. aun con toda la frustración en el cuerpo, aun con todo el malhumor que se nos mete en nuestros adentros, en esos momentos es donde podemos aprender a convivir con esa parte nuestra y saber salir de ese estado con la negociación, sabiendo que hemos dado todo, y que en la vida hay mil y un disfrutes para gozar. No es vital la victoria, es un premio, y como tal, solo nos lo dan de vez en cuando. Si nos lo dieran siempre, no sería ya un premio.