7/Feb/2015

SUPERAUTONÓMICA   SUR    (jornada 14)

¡¡ HELADOS  !!


      La ciudad de Alcoy nos dejó helados después de jugar 31 juegos y salir a la calle con la derrota a hombros y una temperatura ambiente de 0º C.  Sin embargo durante el encuentro, estuvo lleno de momentos cálidos creados con la igualdad de los equipos y el predominio del juego ofensivo. No hubo opción para el conservadurismo, lo que dio vistosidad al juego. El uso, durante los lances, de toda la fuerza que cada uno llevaba dentro, desfondó a cada jugador, dando la sensación que se había usado toda la energía y recursos en el juego, y aceptando el resultado por agotamiento y entrega.

Óptica Look - Alcoy
Nisio (1).- Divertidos, peleados, tensos, imprevistos y a cara o cruz se saldaron los dos puntos que jugué. El de Prats con cuatro bolas de partido lo entregué con 17/15 en el 5º juego. El de Bonal también fue incierto, y se llegó al 5º set. Ningún jugador pudo sacar recursos para frenar el ataque y agresividad del contrario, y sentirse cómodo con los fallos ajenos. Al contrario, la seguridad en las entradas, dio opción a que los puntos cayesen con el que encontraba la primera bola, lo que dio pié a unas partidas bonitas y llenas de puntos para desfondar a cualquier jugador.

Pablo  con  Prats
Pablo (0).- Aguantó el chaparrón con Sanjuán, jugando un primer set muy bueno, usando sus recursos con acierto y mesura para no dar puntos. Y se preveía unas partidas igualadas, sin embargo, de pronto, apareció el fantasma de “mis fallos”, y barrió de la mesa a Pablo, que se diluyó y desapareció. Usó sus recursos de forma muy puntual, y se echó de menos el buscar la pelea en cada punto. Aun así, se le vieron los destellos de cómo puede jugar si se mantiene en la partida. 

Raúl disfrutando con su gesto de revés
Raúl (2).-También sus dos partidos se fueron al 5º set, pero se resolvieron demostrando que el que decide "se lo lleva al bolsillo". Estuvo muy seguro con su derecha. La partida con Sanjuán, llena de momentos con pegadas y contra-pegadas, picos empujando y ataques planos y a medida que avanzaba, los puntos se hacían mas largos y peleados. Acabó ganando Raúl, buscando decidir con su ataque cada punto. También el desfondo y la entrega en la mesa, hicieron disfrutar a Raúl hasta el último momento.

              Salimos fortalecidos con el juego desplegado, dejándonos claro a cada uno, dónde estamos en nuestro camino de formación, y qué parcelas de nuestro juego tenemos que mejorar. Es lo esencial de la competición: el servir de termómetro y radiografía instantánea de donde estamos, y el desplegar en el juego nuestros puntos fuertes. Cada uno nos hemos llevado a casa nuestra radiografía, para que el “doctor” nos diga dónde y cómo, tenemos que incidir para seguir progresando.
Enhorabuena al Alcoy, que se ha merecido esta vez llevarse el partido, porque no ha escatimado entrega y ha buscado la lucha en cada momento.